Descubre qué es y para qué sirve una amasadora

Las amasadoras consisten en un pequeño electrodoméstico especializado en mezclar y amasar ingredientes, por lo que destacan por suponer una extraordinaria herramienta de cocina, ya que facilita las tareas al momento de preparar diferentes recetas artesanales.

¿Qué es una amasadora y para qué sirve?

Con ellas es posible preparar masa tanto para panes como para pizzas, bizcochos, galletas y pasta.  

Tal y como indica su nombre, las amasadoras se encuentran especialmente diseñadas para amasar esas mezclas realizadas con harina y otros ingredientes usadas al momento de preparar distintos productos de panadería, pizzería y/o pastelería, entre otros.

Dicha máquina se utiliza con el fin de mover, revolver y presionar, de forma repetida, la mezcla entre harina y otros ingredientes sólidos para conseguir una masa homogénea, blanda y compacta.

A medida que el brazo o base de la amasadora gira constantemente, también lo hace la masa alrededor del gancho de amasar, el cual normalmente posee forma de espiral.

Después de agregar los ingredientes en el bol o recipiente, debemos escoger un programa que la amasadora se encargará de seguir. La mayor parte de estas máquinas incluyen cierta cantidad de programas predeterminados a los cuales podemos acceder mediante el tablero de mando.

El tiempo que demora la amasadora en realizar todo el proceso, varía según la función que escojamos. Del mismo modo que existen diversos programas de funcionamiento, es común que el tiempo de amasado total se encuentre entre algunos pocos minutos o 20-30min.

Asimismo, cabe decir que casi todas las amasadoras suelen seguir una misma serie de comandos básicos, los cuales consisten en amasar a una velocidad variable, de acuerdo a la densidad o dureza que posea la mezcla.

Varios modelos suelen empezar mezclando los ingredientes durante un reducido lapso de tiempo, unos pocos minutos, a través de su gancho para masa. Después, permite que la masa repose durante 10-15min de manera que desarrolle el gluten (en las masas normales).

Tras ese tiempo, nuevamente el brazo empezará a girar para garantizar que la mezcla quede perfectamente amasada.

Características de las amasadoras

  • Las amasadoras se encuentran compuestas por un motor o varios, los cuales a través de engranajes o correas, accionan unos brazos o espiral. Dichos elementos actúan en el interior de una cuba (cuya forma podría variar según el fabricante), y se encargan de realizar la mezcla de los diversos ingredientes. Esta cuba podría ser fija o bien moverse.

ingredientes para realizar una masa en una tabla de madera

  • Por su parte, el panel de control se utiliza para activar la amasadora y detenerla tanto en condiciones normales como de emergencia, además de permitir regular los tiempos de amasado en diversas velocidades (en caso de aquellas máquinas que poseen varias velocidades).

Tipos de amasadoras

Hoy en día, las amasadoras destacan por ser bastante eficientes e incluir dos velocidades; la primera permite realizar la mezcla y el amasado, mientras que la segunda lleva a cabo el sobado.

Dependiendo de la capacidad de mezcla que queramos elaborar, podemos encontrar diferentes tipos o modelos, los cuales varían entre las que son capaces de procesar 15k. y 100k. de harina. E independientemente del sistema que se use, las amasadoras pueden dividirse de la siguiente manera:

Amasadoras de espiral

  • De origen anglosajón, posee un brazo en forma de tira- buzón. Desde que salió al mercado se ha modificado varias veces a fin de ajustarse a la fabricación de masas tanto en Francia como en Italia.
  • Su espiral podría ser menos o más cerrada, pudiendo ocupar la cuba por completo o bien moverse alrededor de una parte de ella. En varias ocasiones, esta clase de máquinas poseen también un brazo central que facilita el trabajo de la espiral.
  • En el caso de las amasadoras industriales, dicho brazo central suele ser normalmente reemplazado con un “champiñón”, el cual es parte de la cuba y optimiza el trabajo mecánico de la espiral, impidiendo el gran incremento de temperatura causado por el brazo que poseen las máquinas de menor tamaño.
  • Mientras más grande sea la cantidad de masa que se procesará, más elevado será el aumento de temperatura generado por el roce; razón por la cual en las amasadoras de mayor tamaño suele ser común que los fabricantes deseen aplicar sistemas que les permitan limitar dicho incremento de temperatura.
  • Las velocidades de las amasadoras de espiral varían considerablemente, pero normalmente rondan las 60-120 revoluciones por minuto (para la primera velocidad), y 120-360 revoluciones por minuto (para la segunda).
  • Mientras que sus cubas poseen bordes redondeados y fondo plano.

Amasadoras de eje oblicuo

  • Se encuentran compuestas por un brazo de amasado oblicuo dentro de una artesa que incluye “champiñón” central. Generalmente, la velocidad de este brazo suele ser de 40 revoluciones/minuto (en la primera), y 80 revoluciones/minuto (en la segunda).
  • Destaca por moverse con libertad debido a la fricción de la masa. Además, este tipo de pequeño electrodoméstico posee un freno a través del cual podemos aumentar y/o recudir dicho roce, a fin de regular su eficiencia en el amasado.

Amasadoras de brazos

  • Se caracterizan por ser la clase más antigua de amasadoras, creadas con el fin de imitar el movimiento realizado por los brazos del artesano al momento de amasar.
  • Suelen ser bastante utilizadas artesanalmente.

¿Cómo limpiar una amasadora?

Lo más pesado al cocinar suele ser limpiar todo lo que usamos, afortunadamente, existen numerosos modelos de amasadoras desmontables y totalmente apropiados para lavavajillas; aunque hay otras que debemos lavar a mano, por lo que antes de adquirir una debemos asegurarnos de este aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.