¿Qué es el marketing inbound?

¿Qué es el marketing inbound?

El marketing es una disciplina que, desde la combinación de diferentes recursos provenientes de diferentes ciencias, comprende la elaboración de estrategias de mercado que pretenden elevar la comercialización de un producto o servicio a través de diferentes canales y códigos.

El marketing inbound

Para esto, el marketing se encarga de la identificación de las necesidades de una población determinada, proponiendo en base a estas, una solución comercializada.

clientes marketing inbound

El marketing corresponde con diferentes especializaciones que permiten la integración de esta disciplina a otras áreas como lo es el área digital, uno de los sectores que más ha procurado la implementación del marketing para la creación de sus estrategias para la venta de servicios y/o productos.

El caso del marketing inbound se presenta como un híbrido entre el marketing y la publicidad, resultando también de una referencia tomada del Outbound Marketing, considerando el uso de estrategias no invasivas, caso opuesto al del Outbound Marketing.

El propósito de esta rama consiste en la creación un vínculo que, de manera progresiva, permita la fidelización de una lista de clientes que, de forma activa, se involucren en el proceso de compra de un producto.

La idea es incentivar al cliente de manera pasiva, generando en este el interés necesario para su proceso de compra.

El proceso de fidelización estará caracterizado por una interacción amigable entre el cliente y la marca, pretendiendo así un intercambio cada vez más interactivo por parte del cliente.

Para esto, se le presentarán contenidos que sean de su interés¸ de esta manera, resultantes a una mayor participación hasta obtener así la aprobación del cliente como consumidor de la marca.

¿Cómo funciona el Inbound Marketing?

Entendiendo que el proceso de compra ha sido configurado con el paso de los años, presentándose ahora como un ciclo más complejo, el Inbound Marketing pretende, para sus resultados, un grupo de cuatro pasos a saber:

  • Atracción
  • Conversión
  • Educación
  • Fidelización

Atracción

Es la primera etapa y de esta depende en gran parte el acceso de los clientes al proceso de fidelización ante la marca.

marketing progresos

Corresponden aquí la implementación de técnicas de la publicidad, marketing de contenido, social media y SEO. La idea es capturar al usuario y, que de esta manera, despierte un interés en interactuar con el contenido que se ha dispuesto para atracción.

Existen diferentes mecanismos que pueden, como parte final de este proceso del Inbound Marketing, aumentar el tráfico de usuarios para el consumo de una marca respectivamente. Canales más clásicos como radio, televisión e inclusive, medios impresos.

Conversión

En función del proceso de atracción, el usuario encontrará ahora contenidos ajustados a sus necesidades, disfrutando así de una experiencia de usuario mucho más personalizada. Esto aumentará las posibilidades de una suscripción y de esta manera, del aumento en la base de datos de clientes dispuestos a interactuar mucho más con la marca.

La conversión se presenta como el proceso en el que la interacción del usuario se involucra mucho más con los productos o servicios de una marca, por lo que se presenta como el segundo de los cuatro pasos para su respectiva fidelización.

Educación

Ahora de manera filtrada y con una base de datos elaborada en la fase de conversión, lo usuarios calificados recibirán contenidos que le permitirán a estos interactuar de manera directa con los servicios o productos oferentes por parte de una empresa respectivamente.

Aquí, es posible determinar cuáles serán las posibilidades de compra de cada usuario teniendo en cuenta el grado de interacción generado en el flujo de contenidos respectivamente. Todo, con la finalidad de abordar así a los clientes más decididos a la compra.

Fidelización

Está claro que este punto del proceso se relaciona con el ejercicio de compra respectivamente.

Sin embargo, existen otras dinámicas que se presentan en el proceso de fidelización propiamente. Y es que la retroalimentación de contenidos y novedades sobre la empresa sigue siendo prioridad en este punto.

Y es que la idea reside en mantener una interacción constante con el cliente a fin de aumentar cada vez más las posibilidades de compra. Esto permitirá capturar a los clientes que, en un primer momento, no podrían adquirir el producto pero sí en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.