Conseguir dinero y prestamos

Comentábamos hace ya unos días que la Guerra de Vietnam a mediados de los años 70 forzó el capitalismo a buscar una nueva forma de crecimiento económico rápido, ante la necesidad de emitir grandes cantidades de moneda en poco tiempo. La solución encontrada, ya desde entonces, pero mucho más a partir de los años 90, fue… la deuda! Qué quiere decir esto? De golpe todo el mundo acordó prestarse dinero rápido, y que si de caso, «ya lo volverían más adelante»? No, el mecanismo es sencillo, pero algo más sutil que esto.

dinero-rapido (2)

El blanqueamiento financiero consiste al comprar cosas endeudándose. Hagámonos con un ejemplo para entender como funciona: suponemos que queremos invertir 10.000 euros en dinero rápido. Se nos abren dos opciones: [1] comprarlas con nuestro dinero, o [2] pagar una parte con nuestro dinero (ponemos, 2.000 euros) y otra con un préstamo a un interés «módico» del 10% que nos da el banco (8.000 euros). Podríamos pensar que si tenemos la suerte de tener 10.000 euros disponibles para gastar en tonterías, pues está claro que es mejor comprarlo todo con nuestro dinero, porque el banco nos pedirá unos intereses de 800 euros por el préstamo privado, y de la otra manera nos los ahorramos. No vamos tan rápido, miramos qué pasa.

Suponemos que todo va bien y que depués de un año, las acciones han subido un 50%. Qué ha pasado en cada caso?

1. Los 10.000 euros se han convertido en 15.000 euros. Con 10.000 euros hemos ganado 5.000 euros, y por lo tanto tenemos un beneficio del 50%. Bastante bien, pero se puede mejorar?

2. Cómo antes, los 10.000 euros se convierten en 15.000 euros. Devolvemos el que nos había dado el banco más los intereses, que son 8.800 euros, y por lo tanto nos quedan 6.200 euros. Así pues, con 2.000 euros hemos ganado 4.200 euros, y por lo tanto tenemos un beneficio del… 210%! Cómo que de hecho, si queremos podemos repetir la operación cinco veces (gastarnos 10.000 euros y pedir 40.000), los beneficios absolutos que obtendríamos en este gas serían 21.000 euros, ante los 5.000 que obteníamos sin palanquejament.

Antes de ir corriendo al banco a pedir todos préstamos, miramos qué pasa si la situación no va tan bien y las acciones bajan un -20%.

1. Los 10.000 euros se convierten en 8.000 euros. Perdemos 2.000 euros, y por lo tanto tenemos unas pérdidas del -20%.

2. Cuando devolvemos los 8.800 euros del préstamo y los intereses, nos quedan -800 euros. Por lo tanto, hemos tenido unas pérdidas del -140%!

En conclusión, el que consigue el palanquejament financiero es multiplicar los beneficios, pero también las pérdidas. Es decir, es una forma de maximizar los beneficios a costa de asumir un riesgo mayor. Aunque se tengan el dinero para comprar el que sea, el discurso más repetido durante años es que los inversores inteligentes se endeudan para obtener más beneficios. Un tipo de «Yo no soy tonto», pero para banqueros e inversores privados.

Este procedimiento ha sido el que ha ido hinchando las economías, y nos ha hecho creer durante años que vivíamos en una época de crecimiento constante. En realidad, es el esquema clásico de una estafa piramidal, pero realizado a nivel internacional y con el dinero de todos, sin necesidad de consentimiento por parte del cliente/»estafado».

Nosotros ingresamos el dinero en el banco. El banco está obligado a mantener físicamente sólo una pequeña cantidad del dinero de que dispone, por las necesidades del «día a día» (y todavía de mal grado, porque la normativa financiera lo obliga). Todo el resto los invierte para conseguir multiplicarlos. Pero no lo hace comprando directamente activos por su valor, sino que lo hace usando palanquejament para obtener más beneficios, cómo hemos visto. Estos préstamos se los «pide» a él mismo o a entidades más grandes, hecho que genera movimiento económico, y por lo tanto crecimiento. Es por eso que son tan importantes los préstamos que cede el BCE en los bancos: la inyección constante de dinero rápido en forma de préstamos es la clave porque el engranaje funcione.

Pero ya sabemos que las estafas piramidales son burbujas rápidas que acaban de golpe cuando el mercado «se satura»: es decir, cuando no hay más gente a la que estafar. Y que ha sido precisamente el que ha hecho estallar la burbuja financiera? Que a partir de descubrir la burbuja en la valoración de los activos inmobiliarios por las hipotecas subprime, los bancos han dejado de prestarse dinero. Esto para el ciclo, y por lo tanto la rueda de beneficios.

Este método genera dinero de la nada. Se trata de un crecimiento virtual, puesto que el dinero que se crean son en realidad sólo deudas. Recordamos el ejemplo del principio: si hay crecimiento, opto por palanquejar, y por lo tanto a partir de 2.000 euros, no sólo obtengo 4.200, sino que además, hago que el banco gane 800 por el préstamo que he pedido (viva, crecimiento y riqueza para todos!). Pero en el momento que no haya crecimiento, me daré cuenta que el dinero que estuve ganando eran a expensas de los que ahora perdemos tanto el banco -sólo si no puedo pagar- como yo.

Vale la pena acabar poniendo en contexto quien ha sido usando palanquejament, y en qué grado. Al fin y al cabo, son los que ahora tendrían que estar «pagando la fiesta» por haber vivido por encima de sus posibilidades. Para medir el palanquejament, calculamos qué tanto por ciento de dinero supone el que tenemos invertido respete el total de nuestras reservas.

En primer lugar, tenemos las entidades como Goldman Sachs, que antes de la crisis estaban operando con un palanquejament del 100%, o incluso más. Un palanquejament del 100% quiere decir que con un dólar «real» se ha invertido por valor de 100 dólares «virtuales». Este es un caso exagerado, y obviamente a la banca (la banca europea, como mínimo) no se le permite operar con este nivel de riesgo. El habitual a la banca europea es operar con un palanquejament de un 25%, que no está nada mal. Esto quiere decir que por cada euro «real» los bancos han generado 25 euros del nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.