Consejos para tener el pelo más bonito

pelo precioso

La mayoría de las personas suelen preocuparse por lavarse y peinarse el pelo cada día, sin tener en cuenta que también existen otros hábitos que resultan esenciales para poder tener el pelo más bonito, hidratado y saludable.

Y es que diariamente, el pelo se encuentra expuesto a una gran cantidad de factores externos (frío, sol, contaminación, secador, plancha, tabaco, etc.) los cuales afectan considerablemente su apariencia y también su salud.

Es por eso que resulta esencial asegurarnos de tener una apropiada rutina para cuidar el cabello y conseguir que se encuentre saludable, razón por la cual en este post estaremos presentando diversos consejos que pueden ayudar a tener el pelo más bonito.

¿Cómo tener un cabello más sano y bonito?

Los productos que utilizamos, la forma de peinarnos e incluso aquellos alimentos que ingerimos, suelen afectar directamente el nivel de calidad, y también el aspecto de nuestro cabello.

Consientes de esto, a continuación presentamos los mejores consejos para tener el pelo más bonito.

Cepillar el cabello diariamente

Hay que desenredar el pelo tanto por las mañanas como por las noches cuidadosamente, evitando darle tirones, comenzando siempre el cepillado en las puntas para poco a poco ir hacia el cuero cabelludo.

De esta manera es posible estimular la circulación sanguínea, y en consecuencia lograr que nuestro pelo sea mucho más bonito.

Aprender a utilizar cantidad correcta de champú

Utilizar una gran cantidad de champú, contrario a lo que muchos pueden pensar, podría llegar a ser negativo para nuestro pelo. En este sentido, la cantidad apropiada debe tener un tamaño aproximado al de una nuez, y debe aplicarse alrededor de todo el cuero cabelludo, realizando masajes.

Después se debe usar abundante agua para aclararlo, evitando que puedan quedar restos en la nuca.

Enjuagar con agua fría

Utilizar agua caliente normalmente hace que el cuero cabelludo se debilite, causando que el pelo luzca seco y sin brillo, por eso es aconsejable que usemos agua fría, la cual resulta bastante beneficiosa y saludable para nuestro pelo, debido a que al sellar las cutículas del cabello, permite que el mismo se vuelva más sedoso y tenga más brillo.

Ahora bien, esto no significa que tenemos que enjuagar nuestro pelo usando agua helada, pero es conveniente adoptar el hábito de ducharnos con agua templada o medio fría, para conseguir los efectos deseados.

Utilizar mascarillas

El uso de mascarillas permite fortalecer, hidratar y proteger nuestro pelo de forma apropiada.

Lo más recomendable suele ser aplicarlas de forma semanal, apostando por algún producto que sea idóneo según nuestro tipo de pelo, a fin de poder lograr que mejore considerablemente su apariencia.

Eliminar los nudos con cuidado

Los nudos suelen ser un inconveniente común en el pelo, y podrían llegar a convertirse en un auténtico problema para nuestro cabello al no tratarlo de forma apropiada, por ejemplo, existen personas que suelen quitar los nudos de manera brusca y sin duda, no es el modo adecuado de hacerlo.

Y es que al quebrarse el pelo con el fin de eliminar los nudos, en realidad solo se está generando un enorme daño a todo el cabello. Por eso, lo más recomendable suele ser aplicar un poco de aceite de coco o de jojoba alrededor de los nudos, esperar que actúe durante un par de minutos y después comenzar a desenredarlos.

Prestar atención a la cantidad de cabello que se cae

A un adulto sano se le suelen caer alrededor de 100 cabellos al día, de modo que podemos decir que la caída del pelo diariamente se trata de algo completamente normal.

Sin embargo, cuando la cantidad de cabellos que encontramos sobre la almohada y/o en la ropa llega a ser demasiada, será momento de preocuparse.

Utilizar adecuadamente el secador

Lo ideal es mantenerlo a 15-20cm de nuestro cabello, ya que al acercarlo mucho es posible terminar dañándolo.

Asimismo, es conveniente usar algún protector de calor y aplicarlo sobre el pelo al momento de utilizar secadores y planchas, e incluso tenacillas.

También es recomendable mover bastante el pelo usando las manos u optar por mover el secador, de manera que el calor no dé directamente en un mismo lugar durante mucho tiempo.

Evitar los peinados muy tirantes

Llevar peinados que sean muy tirantes continuamente, usando horquillas y gomas de pelo podría causar que nuestro pelo se quiebre.

Asimismo, tampoco es recomendable recoger nuestro cabello en una coleta a la hora de dormir, ya que esto solo promueve una mayor caída del mismo.

Tener una alimentación saludable y equilibrada

El pelo se trata de un claro reflejo de nuestra alimentación, del mismo modo que las uñas, por lo que con el fin de cuidar apropiadamente de ambas partes, es importante que nos aseguremos de tener una alimentación sana y equilibrada, con un alto aporte de hierro, cobre, zinc y vitaminas A, B12, C y B9 (ácido fólico).

Cada uno de estos nutrientes poseen una función específica tanto en el crecimiento y fortalecimiento del pelo y las uñas, como en su apariencia.

Otros consejos, aparte de los anteriores, también sería evitar dormir teniendo el pelo mojado, cortar las puntas del cabello periódicamente, no lavar el pelo diariamente, mantener los niveles de estrés bajo control, etc.

Un cabello sano y brillante supone el mejor complemento para cualquier vestuario, por lo que conviene que tengas en cuenta estos consejos para tener un pelo más bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.